el milagro del cura de mondragon

M. ANGELES FUENTES.

En 1956, un cura creyó en el milagro y animó a cinco jovenes a comprar un taller de hornillos. Cuarenta años después, esa fábrica se ha convertido en la Corporación Mondragón, el mayor movimiento cooperativo de España.

-----------------------------------------------------------------

Los alumnos de la prestigiosa Universidad de Harvard estudian desde hace años el sistema Mondragón, y algunos estados americanos han elaborado normas especificas pensando en la fórmula cooperativa creada en 1956 por el sacerdote José María Arizmendiarreta.

Cada año se acercan a la sede de Mondragón Corporacion Cooperativa (MCC), en el municipio guipuzcuano del mismo nombre, parlamentarios, juristas y estudiosos empeñados en desentrañar los misterios de un exito gestionado durante los ultimos cuarenta años: mas de cien sociedades, 28000 trabajadores, medio billon de pesetas en ventas, un billon en activos y 38000 millones de beneficios

---------------------------------------------------

Fagor, el origen

Fagor Electrodomésticos fue el germen que desarrolló el grupo cooperativo y actualmente es líder de la división industrial; a la que pertenecen también Danobat, Irízar, Maier, Copreci, Orna y Urssa.

Caja Laboral, el brazo financiero

Cala Laboral nació como instrumento de pertenecen la entidad financiación para las cooperativas industriales. Ahora encabeza el grupo financiero, al que pertenecen la endidad de prevision Lagun Aro y la aseguradora de igual nombre.

Eroski, primer sector

Eroski se creó en 1969 para aglutinar pequeñas cooperativas de distribución, y dio lugar a la primera organización sectorial de la Cooperativa Mondragón. En ella se integran Consum y Erosmer.

-----------------------------------------------------

"A veces acuden visitantes como si llegaran al Lourdes industrial", dice Javier Mongelos, actual presidente del consejo economico y social (CES) vasco, y máximo responsable del grupo cooperativo hasta su jubilación, el pasado otroño. Y no es fácil entender a fondo su funcionamiento.

La historia de MCC se remonta a los años 50, cuando cinco jóvenes peritos compran la empresa vitoriana de hornillos Talleres Otalora, cambian su nombre por el de Talleres Ulgor y la trasladan a Mondragón, en el valle guipuzcuano de Léniz. Todas estas decisiones fueron promovidas por Arizmendiarreta.

A finales de esa década, Ulgor se transforma en cooperativa, pasa a denominarse Fagor y empieza a fabricar estufas de petróleo y cocinas de gas,. Para entonces, y también con el apoyo del sacerdote, han aparecido otras pequeñas cooperativas industriales -máquina herramienta, fundición y componentes, sobre todo- que emplean a trabajadores formados en la escuela profesional creada en Mondragón por el propio cura.

En 1959 nace la cooperativa de crédito Caja Laboral para servir como elemento de financiacion del desarrollo cooperativo. Con su creación, Arizmendiarreta trató de evitar que se repitiera la experiencia de la cooperativa eibarresa Alfa, que se convirtió en sociedad mercantil porque los bancos capitalizaron su deuda tras una suspensión de pagos. En adelante, Caja Laboral actuaría como un intermediario financiero equivalente juridicamonte a las cooperativas.

Y, en los años siguientes, el grupo cooperativo sigue tomando decisiones "de sentido comun", según Mongelos. En 1967 se crea la entidad de previsión social Lagun Aro, "un sistema de capitalización anterior al invento de los fondos de pensiones", como reacción a la salida obligada de los cooperativistas del régimen de la Seguridad Social.

Dos años despues surge Eroski, que integra a varias pequeñas cooperativas de distribucion, y que cierra la estructura del actual grupo cooperativo.

Tras un largo proceso de reflexión interna nace en 1991 la nueva corporacion, "que aun se esta haciendo, porque el poder en la base no se hace con un golpe desde arriba", dice Julio Cantón, responsable del departamento de gestión social de MCC. Con la nueva configuración se desmantela la organizacion comarcal, y las cooperativas se agrupan en sectores y divisiones, para aprovechar el efecto tractor de las sociedades mas dinamicas. "El gran tamaño industrial y la agrupación de las cooperativas son las mayores originalidades de MCC," señala Cantón.

Pero tambien la alta descentralizacion -con tres niveles de decisión: corporacion, division y cooperativa-, la concepcion del capital como un instrumento, y el compromiso social con el empleo diferencian a MCC de otras empresas ¿Cual es el estilo Mondragón? Javier Mongelos lo resume asi: trabajar, trabajar y trabajar.

Directivos Made in MCC

Son sobrios, trabajadores y eficaces, Ganan bastante menos que sus colegas contratados en sociendades mercantiles, pero prefieren quedarse donde estan.

Los directivos de MCC guardan durante su vida profesional fidelidad casi absoluta a sus cooperativas, a las que llegaron con los estudios -economias e ingeniería, básicamente- recién acabados. "Son fieles porque asumen plenamente la cultura cooperativa, y se sienten miembros y propietarios de su empresa", dice Javier Mongelos, que llegó a fagor con 31 años y se jubilo como presidente de MCC a los 65.

Julio Cantón, responsable de gstión social del grupo,, destaca las ventajas que la cultura cooperativa of orece a los ejecutivos: "Implicación en ia empresa; alto nivel de información, y posibilidades de promoción"

De hecho, la mayoría de quienes alcanzan puestos de responsabilidad lo hacen tras un proceso de promoción interna. Con esta estrategia, el grupo garantiza la adaptacioón de su staff directivo al modo de actuar cooperativo.

Como cualquier trabajador, los ejecutivos de MCC tienen que aportar 1,5 millones de pesetas para convertirse en cooperativistas, obligación que austa a quienes no conocen las cooperativas.

[exclamdown]A mi no me lies y contrátame! Así suelen reaccionar, de entrada, los mandos que se incorporan a las empresas en expansión, aunque acaban haciendose cooperativistas, dice Cantón.

Durante sus 40 años de historia, Mondragon sólo ha vivido una "fuga" importante de mandos con la creación de la Administración autonoma vasca. En la actualidad altos cargos del Gobierno de Vitoria procenden de las cooperativas, como el propip lehendakari José Antonio Ardanza, o el consejero de Industroa, javier Retegi. El sueldo medio neto de un directivo de MCC ronda las 600 000 ppesetas mensuales, frente a las 125 000 de un peón. Con la expansión y el crecimiento de MCC, sus directivos han adaptado sus señas de identidad al estilo "ejecutivo convencional". Sin embargo, mantienen rasgos propios del mundo cooperativo: Almuerzan junto con los demas trabajadores en los comedores de las empresas. Y, en luegar de esquiar o jugar al golf, dedican su tiempo libre a ir al monte aunque llueva.